INFORMACIÓN + 54 9 388 590 1874
0

Descubre el blog de coaching

más completo del mercado

¿Somos dueños de nuestros éxitos?

¿En nuestra vida somos los responsables absolutos de nuestros resultados?

Desde la Coaching Ontológico postulamos que el poder que tenemos está en “el proceso del hacer”. ¿Cómo es esto?

Primero tenemos que comprender que somos dueños absolutos de nuestras acciones, y son esas acciones las que determinan los resultados que obtenemos en la vida. No podemos echar culpas o depender de otros cuando no logramos algo en algún dominio en particular, ya que de esta forma nos convertimos en víctimas. Como así tampoco deslindar en la suerte cuando las cosas nos salen tal cual la planeamos, porque de esta forma minamos nuestra propia confianza y autoestima.

Los resultados lo podemos dividir en dos etapas:

  1. el resultados en si mismo, y
  2. el proceso del hacer.
  1. El resultado en sí mismo es cuando se logró o no se logró lo que se tenía como objetivo (bajar de peso, conquistar a una mujer, aprobar una materia, conseguir un ascenso, etc.). Puede lograrse o no, eso determinara el resultado en si mismo. Es definitiva es lo que finalmente paso como consecuencia de las acciones.
  2. La etapa anterior a lo mencionado son los procesos del hacer. Es acá donde reside nuestra mayor responsabilidad y poder. Son nuestras acciones las que van a determinar nuestros resultados. Por factores que escapan a nosotros hay veces que el resultado final no sale como pretendemos (clima, acciones de otras personas, enfermedades, etc.) pero es allí donde “nuestro hacer” tiene el poder de encaminar nuevas acciones y buscar nuevamente el resultado final.

Las cosas que hacemos o dejamos hacer se basan en nuestras decisiones y son solo nuestras responsabilidades. No podemos desligar en otros o en factores externos nuestro hacer. SOMOS DUEÑOS DEL PROCESO y del cómo hacemos lo que hacemos y del para que hacemos lo que hacemos, así como responsables de no hacer o no actuar.

Nuestro gran poder esta en las acciones que nos encaminan hacia los resultados que buscamos, porque somos DUEÑOS ABSOLUTOS DE NUESTRAS ACCIONES.

Así que cuando no estés obteniendo algún resultado en particular, reflexiona sobre las acciones que estas tomando y como poder modificarlas para alcanzar tu resultado final.

Federico VENENCIA
Máster Coach Internacional

También te podría interesar…