INFORMACIÓN + 54 9 388 590 1874
0

Descubre el blog de coaching

más completo del mercado

¡El tiempo no me alcanza!

Cuantas veces nos decimos la frase “no tengo tiempo” o “el tiempo no me alcanza”. Y cuando nos contamos este cuento indudablemente creemos que es así, ya que sinceramente interpretamos  que el tiempo no está al servicio de mis necesidades (laborales, familiares, de ocio, etc.). Ahora bien, yo te pregunto: ¿Cuántas horas tiene el día? ¿Hay días que tienen más horas que otros? Las respuestas las conoces. Entonces partimos de la base que hagas lo que hagas, y de la manera que lo hagas, el tiempo disponible es exactamente el mismo todo los días del año.

Es interesante que a partir de haber aclarado lo anterior, podemos empezar a cambiar nuestro discurso sobre el tiempo, ya que él no tiene mayor influencia en mis acciones. El tiempo está siempre de la misma forma y no se pone en contra ni a favor mío. A esta altura del artículo intento que empieces a ver que eres tu y solo tu el responsable de cumplir o no con las cosas que tienes que llevar a cabo en todos los dominios de tu vida. Entonces, ¿son tus acciones o el tiempo el responsable de no llegar a presentar un trabajo, de llegar tarde a una reunión, de no haber estudiado para un examen? Así es querido lector, toda la responsabilidad es solo tuya.

Desde las herramientas del Coaching Ontológico (trabajado SOLAMENTE desde un Coach Profesional y avalado) iniciamos este cambio de perspectiva con respecto  a las responsabilidades en los resultados que estas obteniendo. Entonces algunas preguntas que caben responder para empezar a hacerte cargo de la efectividad en tu hacer diario serian: ¿Sabes cuáles son tus prioridades? ¿Te organizas o planificas las acciones periódicas? ¿Qué no estas logrando puntualmente? ¿Qué podes dejar de hacer para lograr eso que queres?

Asumir tu responsabilidad (entendida por el hacerte cargo, no por el culpabilizarte) es el primer paso para comprender que puedes ser mucho más efectivo en el ámbito que desees, y lograr así mejores resultados que los actuales. La efectividad en las acciones pasan por la calidad de las mismas, no por la cantidad.

También es importante comprender que esta falta de resultados van a influir directamente en dos ámbitos muy importantes (más allá de los resultados en sí mismos).

  1. la identidad publica, que el mundo interpretara de mi será muy diferente si logro cumplir o no los compromisos que asumo con el mundo.
  2. la identidad privada, es decir el cuento que me cuento sobre mí mismo y desde que postura me lo cuento (desde el rol de víctima , de protagonista o de pro activo)

Así que, querido lector, hágase cargo de “su tiempo” y alcance los resultados que desea.

Federico Venencia
Master Coach Ontológico Internacional

También te podría interesar…